Saltear al contenido principal

El bronceado con caña de azúcar o DHA es una alternativa rápida y segura para conseguir un color de piel favorecedor. Cada vez la demanda de este tratamiento es mayor por no tener riesgos para la salud y ser un sistema fácil y cómodo para ponernos morenos.

Se trata de un producto 100% natural que al reaccionar con la queratina de la capa más superficial de la piel, produce a las 24 horas de su aplicación un tono similar al bronceado natural.

La loción se aplica mediante una agradable y rápida pulverización. Este sistema aunque le llamamos bronceado, en realidad no lo es, debido a que no activamos la melanina. Se trata de un producto natural e inocuo y por lo tanto totalmente seguro y sin contraindicaciones, pudiendo elegir el tono más adecuado para tu piel.

El bronceado va desapareciendo gradualmente con el paso de los días, siendo su duración aproximadamente de una semana.

Conviene exfoliar la piel unos días antes de someterse al tratamiento y el día de la sesión es recomendable acudir con ropa oscura y no ceñida para evitar el roce con la piel. Hay que evitar aplicarse maquillajes, perfumes o cremas para facilitar la penetración de la loción y es aconsejable depilarse las zonas que se van a broncear, así como evitar mojarse la piel durante las siguiente 12 horas después de la aplicación.

Solicita tu diagnóstico sin ningún compromiso




He leído y acepto la Política de Privacidad.

Volver arriba